Antis

Taller Bosch Car Service en Madrid

El taller Bosch para tu vehículo

volver

¿SABES LO QUE ES LA PINTURA DE DESLUMBRAMIENTO?

Cuando los nuevos modelos pisan la calle para hacer pruebas y test pero aún no han salido al mercado, los fabricantes pintan la carrocería con motivos gráficos muy concretos. Eso sí, esos patrones poco tienen que ver con uniformes militares en lo que a la forma se refiere: no son verdes o en tonos caquis y no pretenden pasar desapercibidos en la naturaleza (aunque también los hay con ese tipo de pintura de reminiscencias militares). Quizás estés pensado que más bien todo lo contrario, pues esos patrones de camuflaje que se pintan sobre las carrocerías de esos coches son de todo, menos discretos.

Pero en realidad, como todas las técnicas de camuflaje del mundo, el objetivo es claro: ocultar o disimular algo. Y en el caso de los coches, con esos trabajos de pintado de carrocería, lo que buscan es nada más y nada menos que distraernos sobre las líneas y los detalles del modelo en cuestión. Bien pensado, ¿verdad?

Gran parte del éxito de esta técnica reside en el contraste. Concretamente, en el contraste entre el blanco y el negro, que son los dos colores que reinan en la pintura de camuflaje de los coches. Y esto es así porque el alto contraste entre esos dos colores hace que nos sea muy difícil advertir con nitidez los detalles de diseño del vehículo. Y no digamos ya a una cámara fotográfica, a la que le resultará de lo más complicado enfocar bien. Luego, ¡objetivo cumplido!

Pues, como decíamos, resulta que esta técnica no la inventó la industria del motor, sino la naval, por muy increíble que parezca. Se trata del dazzle camuflaje. Dazzle significa algo así como deslumbrar, de ahí que se conozca a este sistema también con el nombre de pintura de deslumbramiento. Consiste en crear patrones a partir de formas geométricas con colores de alto contraste (como el blanco y el negro). Se trata, en definitiva, no tanto de pretender ocultar algo como de engañar un poco al ojo… De hecho, los barcos lo utilizaban en la primera Guerra Mundial precisamente para despistar y evitar que les hiciesen blanco en los bombardeos. De igual forma, los fabricantes de automoción (y algún que otro sector también) intentan proteger los íntimos secretos de sus diseños recurriendo a esta técnica.

Descargar archivo con más información

Solicitar información